Kriya: Deja vivir al hígado

¡Sat Nam!

Esta semana en clase hicimos una kriya para el buen funcionamiento del hígado. El hígado es el órgano más grande de nuestro cuerpo y uno de los más importantes cuanto a la actividad metabólica del organismo. Algunas de sus funciones son la producción de bilis necesaria para la digestión de alimentos, metabolismo de carbohidratos y lípidos (como la síntesis de colesterol), síntesis de proteínas y de factores de coagulación, desintoxicación de la sagre a través de la neutralización de toxinas la mayor parte de fármacos y de hemoglobina, transformación del amonio en urea, etc. Es por eso que debemos dar especial atención a este órgano y cuidarlo ya sea a través de la alimentación o de la ingesta de água.

Algunos alimentos que ayudan a cuidar el hígado son las manzanas, el kiwi, las uvas, cerezas, espinacas, alcachofas, espárragos, rábanos y remolacha. Recuerda que la ingestión excesiva de alcohol es la principal responsable de cirroses hepáticas y que debes siempre preferir la ingesta de água a la de bebidas gaseosas.

La kriya de esta semana:

deja higado vida

1. Túmbate sobre tu lado izquierdo y coloca tu mano debajo de tu cabeza de modo que el costado esté en el aire. Levanta la pierna derecha y con la derecha tómate del dedo gordo del pie para sostenerla. Mantén ambas piernas estiradas. Respiración de fuego, 2 a 4 minutos.

2. Postura de rueda (Manos y pies sobre el piso y arqueando el cuerpo). Inhala y exhala por la nariz, y luego por la boca. Continúa alternando entre la nariz y la boca, tomando una respiración completa cada vez. 2 a 4 minutos.
Postura alternativa: puede ir alternando con el medio-puente o bien dejar tu coronilla apoyada en el suelo y distribuyendo el peso del cuerpo por los brazos y piernas.

3. Repite el ejercicio 1. con respiración de fuego a través de la boca. 1 a 2 minutos.

4. Ponte de pie con las piernas separadas entre 45 y 6Ocms. Inclínate hacia el frente y estira los brazos hacia atrás pasándolos por en medio de las piernas hasta tocar el suelo. Cabeza hacia abajo. Ve hacia atrás lo más posible. Sostén esta posición por 1 minuto. Luego, en esta misma postura, haz la lengua rollito y comienza respiración de fuego a través de la lengua enrollada. 1 a 3 minutos más.

5. Repite el ejercicio 1. Haz respiración de cañón a través de la boca. (Los labios dibujan una “O” y a través de ellos haces respiración de fuego. Fuerte y poderosa.) 30 segundos.

6. Sin ayudarte con las manos, ponte de pie y luego vuélvete a sentar. 26 a 52 veces.

7. Giros sobre el hígado. Ponte de pie con los pies separados a la distancia de los hombros y las manos en las caderas. Gira la parte superior del torso formando círculos grandes. 2 minutos
Nota: Si haces este ejercicio durante 11 minutos en la mañana y la noche, tu hígado estará sano.

¡Disfruta de tu práctica!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s