Kirtan Kriya

KIRTAN KRIYA: MEDITACIÓN SA TA NA MA

Kirtin Kriya, a menudo llamado meditación SA TA NA MA, es la meditación más importante en el Kundalini Yoga. Fue una de las primeras meditaciones enseñadas por Yogui Bhajan y permanece hoy como una meditación básica recomendada para todo estudiante de Kundalini yoga. Yogui Bhajan dice que si sólo puedes hacer una meditación, ésta es la que debes hacer. Hace todo lo que necesitas. Es tu maestro. Y mientras la practicas, llegarás a comprender que es tu mejor amigo. Cualquier cosa que necesites en determinado momento, se reajustará y alineará para traer el equilibrio a tu mente y así a tu vida.

Esta meditación sirve para todo: desde romper los hábitos hasta lograr el equilibrio emocional. Te ayuda a enfocar y centrarte. Es un catalizador para el cambio porque es un limpiador espiritual muy poderoso. Podrás avanzar mucho porque estarás liberando mucho. Sé consciente de lo que estás experimentando y permite que el cambio suceda. El proceso te permitirá sacar toda tu basura interna. Si quieres mantener el status quo, no hagas esta meditación. Si estás deseoso de cambiar y dar la bienvenida a una nueva dimensión de ser en tu vida, esta es la meditación indicada.

INSTRUCCIONES:

kirtan kriya

Siéntate con la columna recta. Concéntrate en el entrecejo.

Recita SA TA NA MA. Mientras recitas presiona alternadamente el dedo pulgar con los cuatro dedos. Aprieta suficientemente fuerte para mantenerte despierto y consciente de la presión. Sigue repitiendo en un ritmo estable y mantén el movimiento de la mano a lo largo de toda la meditación.

SA junta presionando el dedo pulgar y el índice o de Júpiter.
TA junta presionando el dedo pulgar y el medio o de Saturno.
NA junta presionando el dedo pulgar y el anular o del Sol.
MA junta presionando el dedo pulgar y el meñique o de Mercurio.

El dedo de Júpiter trae conocimiento, expande nuestro campo de posibilidades y nos libera de las limitaciones.
El dedo de Saturno nos da paciencia, sabiduría y pureza.
El dedo del Sol nos da la vitalidad y vida.
El dedo de Mercurio ayuda a una clara comunicación.

Cada vez que cierras un mudra uniendo el dedo pulgar con un dedo, tu ego “sella” su efecto en tu conciencia.

Visualiza o siente cómo cada sonido individual entra por el chakra de la coronilla en el tope de la cabeza, baja a través del medio de la cabeza y sale al infinito a través del tercer ojo. Esto es muy importante y debe hacerse con cada sonido. Es una parte esencial del proceso de limpieza. Si no haces esta parte de la meditación, puedes experimentar dolor de cabeza.

Mientras haces la meditación, puedes experimentar visiones del pasado como una película en la pantalla de la mente. Permíteles danzar delante de tus ojos y libéralos con el mantra. Ésta es parte de la limpieza de la mente subconsciente. Si surgen emociones, también puedes incorporarlos en el canto, es decir que si sientes ira, canta sacando la ira. Cualquier cosa que experimentes estará bien. No intentes evitar o controlar tus experiencias. Simplemente observa lo que está pasando y vívelo. Esto es parte del proceso limpiador.

TIEMPO – VERSIÓN DE 31 MINUTOS

Durante los primeros 5 minutos recita en VOZ ALTA. (La voz humana.)
Durante los segundos 5 minutos recita en SUSURRO audible. (El lenguaje de los amantes.)
Durante los próximos 11 minutos recita SILENCIOSAMENTE. (El idioma de lo divino)
Mantén el movimiento de los dedos, la L en la cabeza y el movimiento de la lengua.
Luego 5 minutos en SUSURRO.
Termina con 5 minutos en VOZ ALTA.

En el último minuto, escucha el mantra en tu interior y experimenta la L en la cabeza. No hagas los movimientos de los dedos. Óptimamente esta meditación se hace durante 31 minutos. También puede hacerse durante 62 minutos duplicando los tiempos.

VERSIÓN DE 11 MINUTOS

También puede hacerse en tiempos más cortos. Yogui Bhajan ha dicho que durante este tiempo estresante debe hacerse por lo menos durante 11 minutos todos los días.

Para la versión de once minutos haz 2 minutos en VOZ ALTA
2 minutos en SUSURRO audible
3 minutos cantando SILENCIOSAMENTE.
Mantén el movimiento de los dedos, la L en la cabeza y el movimiento de la lengua.
2 minutos en SUSURRO.
2 minutos en VOZ ALTA.

Luego siéntate en silencio y escucha tu interior, oye el mantra y experimenta la L en la cabeza. No hagas los movimientos de los dedos.

Finalmente, inhala profundamente, levanta los brazos arriba en el aire y agita vigorosamente los brazos y los dedos. Puedes involucrar el cuerpo entero y la columna. Exhala.

Repite 1 o 2 veces más si lo deseas. Ésta es una parte importante de la meditación porque ayuda mover y liberar la energía en el cuerpo. Relájate durante unos minutos antes de continuar tu día. O relájate sobre tu espalda. Si es antes de acostarse, simplemente ve a dormir.

NOTAS AL PIE Y REFERENCIAS
*1 Kundalini Yoga: The Flow of Eternal Power, Shakti Parwha Kaur Khalsa, Berkley Publishing Co. 1996. p. 104. Transitions to a Heart-Centered World, by Gururattan Kaur Khalsa, Yoga Technology Press.

Cuento: Incertidumbre

¡Sat Nam!

Esta semana os dejo un cuento más, para ayudarnos a crecer, a soñar, a vivir…

INCERTIDUMBRE

El discípulo estaba lleno de inquietantes dudas. Le expuso una de ellas al mentor, preguntándole:
- Querido maestro ¿Cómo podré saber cuándo estoy realmente en la senda hacia la suprema libertad interior?
El Maestro sonrió afectuoso y respondió:
- No te atormentes. Cuando realmente estés en la senda hacia la suprema libertad interior, ya no te formularás ese tipo de preguntas. ¿Acaso el ave se pregunta si realmente está volando?

aves volando


Para el que no tiene inquietudes espirituales, la consciencia está tan embotada que no hay preguntas, pero tampoco habrá nunca respuestas. Para el que se ha activado el mecanismo de la búsqueda y tiene inquietudes espirituales, surgen muchas preguntas, incertidumbres e incluso inevitables penumbras.

Meditación para un corazón tranquilo

¡Sat Nam!

Esta semana hicumos una meditación perfecta para principiantes pués permite que cada uno la haga a su ritmo y vaya mejorando poco a poco. Es una meditación sencilla, tranquilizante y que recomiendo con mucho placer. ¡A disfrutar!…

Postura: siéntate en la postura fácil o en una silla, con la espalda recta.

Ojos: casi cerrados (abiertos a una décima parte) o mira hacia adelante con los ojos medio abiertos.

Respiración: Inhala lenta y profundamente por la nariz. A continuación, retén la respiración tanto tiempo como puedas. Después exhala por la nariz de forma suave y gradual dejando escapar todo el aire. Cuando hayas vaciado totalmente el aire, retén la respiración con los pulmones vacíos.

Mudra: coloca la mano izquierda en el centro del pecho a la altura del centro del corazón. La palma debe quedar plana sobre el pecho con los dedos en horizontal y señalando hacia la derecha. La mano derecha como si fuera a prestar juramento y las yemas de los dedos índice y pulgar juntas, en GYAN MUDRA. Mantén la palma de la mano hacia delante, el codo relajado cerca del torso y el antebrazo en posición perpendicular al suelo.

meditación corazón tranquilo

Tiempo: de 3 a 31 minutos

Final: inhala y exhala con fuerza 3 veces.

COMENTARIOS: La fuerza sutil del prana se encuentra en los pulmones y en el corazón. La palma izquierda se coloca en la sede natural del prana. Crea una profunda calma en ese punto. La mano derecha, que controla la acción y el análisis, realiza un mudra receptivo y relajado y se encuentra en la posición de paz. Toda la postura induce un sentimiento de tranquilidad. Esta meditación terapéutica crea técnicamente un punto tranquilo para el prana y el centro del corazón. Desde un punto de vista emocional, añade una clara percepción sobre las relaciones con nosotros mismos y con los demás. Si te sintieras incómodo en tu trabajo o con una relación personal, siéntate y haz esta meditación entre 3 y 5 minutos antes de decidir cómo actuar. Después actúa de todo corazón. Esta meditación es perfecta para principiantes. Abre la conciencia de la respiración y tonifica los pulmones y el corazón. Se trata de una meditación terapéutica de gran valor.

Meditación Reflejo resolvente de conflicto interno

¡Sat Nam!

Dedicamos el mes de febrero a practicar meditaciones. Estas dos últimas semanas hemos hecho meditaciones sin mantras y que trabajan sobretodo nuestra capacidad aeróbica. Para que podéis seguir practicando en casa, os dejo la meditación que hicimos esta semana. Y si quieres descubrir más meditaciones sigue viniendo a las clases ;).

Meditación Reflejo resolvente conflicto interno

Siéntate en una postura fácil, con una ligera cerradura de raíz (Jalandhar)

Ojos: Cerrar los ojos a 9/10 (nueve décimos).

Mudra: Coloca las manos sobre el pecho, con las palmas en el torso a la altura de los senos. Los dedos apuntan unos hacia los otros, transversalmente.

reflejo resolvente conflicto interno

Respiración: La clave de esta meditación es la atención a la respiración. Inhala profundamente y por completo durante 5 segundos. Exhala por completo durante 5 segundos. Mantén el aliento fuera por 15 segundos, mediante la suspensión del movimiento del pecho mientras jalas el ombligo y el abdomen.

Tiempo: Comienza con 11 minutos. Aumenta a 31 ó 62 minutos.

Para finalizar: Inhala profundamente y estira los brazos por encima de la cabeza. Relaja la respiración y agita los brazos y las manos durante 15-30 segundos. Relájate.

Comentarios: Esta es una forma de terapia humanológica antigua. A menudo nos confundimos y nos mantenemos en un punto muerto cuando los conflictos internos bloquean nuestra capacidad de pensar y actuar con claridad. En estos momentos, el prana de la mente, o energía, se dispersa y se distribuye de una manera trastornada. Este patrón de respiración mantiene el aliento fuera tres veces más de lo que se sostiene dentro. Por lo tanto, el cuerpo siente la falta de prana en áreas vitales de funcionamiento y se pregunta cómo puede reorganizarse de forma rápida y óptima para responder a esta amenaza a la supervivencia. Las fibras del cuerpo pránico se extienden y re-canalizan el prana para formar un nuevo patrón lleno de claridad y potencial de acción. Tu computadora incorporada puede calcular tus recursos totales y el nivel de desafío, para luego diseñar una estrategia para preparar y utilizar la mente y el cuerpo de manera eficaz. Esta meditación resuelve muchos conflictos y es un reflejo automático para la supervivencia. El conflicto interno es el resultado del exceso o de una perturbación del prana. El efecto es cierto, gradual y sencillo. Sé honesto con el tiempo de la respiración y la meditación a será honesta contigo.

Fuente: Yogui Bhajan, El Maestro de la Era de Acuario

Série para despertarse

¡Sat Nam!

Este mes de febrero lo vamos dedicar a la meditación y por eso haremos kriyas más cortas que nos permiten estar más tiempo meditando en la clase. Por ese motivo, esta semana hicimos una kriya muy corta y que Yogui Bhajan recomienda hacer al despertarse, en la cama mismo antes de levantarse. Practicada por la mañana esta kriya te ayudará a tener un mejor inicio de día.

wake up series 1. Postura de Estiramiento: Túmbate sobre tu espalda junta y estira tus piernas como si fueran una. Los brazos estirados están por encima de las piernas con las palmas de las manos hacia abajo. Pon fuerte tu abdomen y sube tus piernas y cabeza 15 cm del suelo. Mantén tus ojos abiertos mirando los dedos gordos de los pies. Mantén la postura con respiración de fuego por 2 minutos. Si tus lumbares se arquean puedes apoyar las manos por debajo de los glúteos. Si te cuesta mucho hace 1 minuto, descansa unos segundos y repite.
Ajusta el punto de ombligo.

2. Lleva tus rodillas al pecho y abrázalas. Sube la cabeza como si quisieras poner la nariz entre tus rodillas. Mantén la postura con respiración de fuego por 2 minutos.
Mezcla Prana y Apana.

3. Balancines con la espalda: Desde la postura anterior empieza a hacer balancines con la espalda por 1 minuto. Inhala adelante, exhala atrás.
Distribuye la energía pránica y relaja la espalda.

4. Postura del aura: Siéntate en postura fácil y sube tus brazos a 60º entre ellos. Las yemas de los dedos tocan los montículos y los pulgares están estirados. Mantén la postura y los codos estirados con respiración de fuego por 2 minutos. Para terminar inhala profundo y sube los brazos por encima de la cabeza cruzando los pulgares, estira los demás dedos exhalando, inhala una vez más y con la próxima exhalación baja los brazos por los lados como si abrazaras el mundo.
Siente la luz a tu alrededor y medita.